NUSA CHENINGAN

Y antes de irnos de la isla decidimos ir en moto y recorrerla toda entera incluso cruzar cel puente colgante a Cheningan y no perdernos ni un minuto en esa isla virgen preciosa con secretos escondidos.

Para desayunar nos recomendaron el Bali Eco Deli, un bar super bonito donde desayunar comida sana y ecológica, no hay nada de plástico y puedes rellenar la botella de agua gratuitamente. Descubrimos un batido de leche de soja, dátiles, banana, avellanas, lino y especies que estaba buenísimo! Y de hecho volvimos a la hora de comer, una ensalada espectacular y un brownie de chocolate negro 100%.

En Lembongan fuimos a los Mangroove, los Manglares que se esconden al lado de Nomadas, fue una vuelta rápida justo para verlos pero fue bonito.

Después nos fuimos por un camino rural hacia Cheningan, vimos todos los pueblecitos, cada casa con su templo, las mujeres vestidas con el traje típico balines, los hombres vistiendo su batik, los gallos en esas cestas antes de las prohibidas peleas entre gallos y cientos de niñas que cuando te ven empiezan el famoso Hello! Hello! Do you want a bracelet??.. Lo peor de todo fue que nos preguntábamos si esas niñas iban a la escuela… Porque eso si, es una isla genial pero con nada de normativa, de hecho al alquilarnos la moto lo primero que nos dijeron fue vigilad, aquí solo hay una regla si tenéis algún problema lleva siempre razón el local… Y eso que conducen como locos… Así que conducir por allí fue toda una aventura. Conducen por la izquierda e invaden los dos carriles cuando les apetece.

Una vez cruzado el puente fuimos a blue point y jump point, allí hay un bar en lo alto de una colina donde vimos los surfistas, me encantó! La musiquita, el ruido de las olas, el buen rollo, y las vistas!!! Nos relajamos un ratito allí…y en cuanto acabamos nos montamos de nuevo en la moto por caminos imposibles riendo, cantando…alocadas como siempre. Fuimos dirección a Mushroom beach buscando un ratito de playa para estender la toalla, y fuimos… Pero había un montón de barcos… No era el lugar ideal para bañarse ni mucho menos… Así que después de unos minutitos nos fuimos a dream beach…esa si era una playa de ensueño con un columpio en la colina frente al mar… Un lugar de película… Que aire se respiraba allí, cuantas emociones… Y finalmente fuimos a los bungalows a buscar las maletas para irnos del paraíso. Esta vez cogimos el fast public boat, mucho mas barato que con el que llegamos a Lembongan. Nos vinieron a buscar al hotel en moto… Con las maletas tuvimos que dividirnos con Silvia ya que ella se fue con uno de los chicos del hotel a pagar con la visa a otro lado, íbamos con el tiempo justo y me dijo que le dijera al del barco que teníamos que esperar a mi amiga. Al llegar busqué al barquero pero Silvia llegó justo en ese momento.

En el barco conocimos a un matrimonio balines, eran muy majos y se nos ofrecieron para hacernos de guías por Bali, nos dieron su teléfono y la mujer nos dijo que también entendía un poco sobre los rituales balineses. Al principio no entendí nada pero pronto me dio un poco de cosa al decirme que tuviera cuidado que tendría problemas de espalda y que tenia jaquecas a menudo… Me quede muda… No sabía de donde sacaba esa mujer esta información teniendo en cuenta que justo aquel día tenia migraña… Y llegamos a Bali.

PD: Esta vez si, nos vemos en Canggu

33 pensamientos en “NUSA CHENINGAN

  1. You really make it seem so easy with your presentation but I find this topic to be really something which I think I would never understand. It seems too complicated and extremely broad for me. I’m looking forward for your next post, I’ll try to get the hang of it! adcbkfkbdadckkcd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *