SYDNEY

Bueno, bueno, bueno… y llego otro de mis sueños ver Sydney. Mis expectativas la verdad es que eran muy altas, pero fue aun mejor! Llegamos por la tarde/noche después de que nos retrasasen el vuelo, pero no pasa nada al llegar cogimos un shuttle bus hasta el hostel. Se llamaba Village Broadway y estaba en la zona de la universidad. Buena zona, había ambiente. Al llegar al hostel no había nadie y tenía os que llamar a un teléfono así que cogí a un buen ciudadano que me dejo su teléfono para llamar y me dijeron que no podían venir me dieron la clave para entrar y luego debía encontrar la llave en una cana de metal con la contraseña que me habían mandado en email, parecía un Scape room, pero yo no tenía ningún email de ellos y aunque se lo dije por teléfono me decía que no podía venir hasta al cabo de 3 horas, no me lo podía creer! Así que habilidad femenina, encontré la caja de metal y al no quererme decir la contraseña trate de abrir un poco la tapa y puse mi mano hasta llegar al sobre con mi llave para la habitación por suerte era el primero porque mi mano no llegaba al último así que ya estábamos en el hotel!

Día 1

A la mañana siguiente me levanté y me había mandado un mensaje un chico que había conocido en la Great Ocean Road para si quería ir a Manley con él. Ya había estado antes en Sydney y se lo conocía así que era mi oportunidad, nos encontramos en el muelle para coger el ferry. Fuimos en el ferry rápido en 18 minutos llegamos a Manley, por el camino vi las esperadas vistas de Harbour Bridge y la Opera de Sydney no tenía palabras!! Que maravilla la opera me hizo llorar y todo pensaba que era mucho mas pequeña pero era enorme y sus formas simplemente eran espectaculares. Tomamos un montón de fotos y nos dirigimos a la playa de Manley.

En Manley era precioso como un pequeño pueblo con no mucha gente al ser 31 había gente que estaba haciendo cola des de las 8 de la mañana para conseguir un buen sitio para los fuegos en los parques que eran gratuitos. La playa era super bonita y había surfers, enfrente de ella un montón de tiendas con muchísimas tablas para surfear, el ambiente me requetencanto! Descansamos un rato en la playa fuimos hasta la punta para ver la playa entera y tomar unas fotos. En la playa había las famosas tablas indicando los vigilantes pero solo vigilan los puntos entre banderas era curioso. Al cabo de una hora vi a los vigilantes clavando en la arena unos señales que parecían de trafico en la orilla con peligro por fuertes corrientes, el agua estaba un poco mas fría que en Cairns. Comimos en un pequeño restaurante de comida ecológica monísimo, aquello era vida! Que zona mas preciosa. De vuelta al ferry con otra vez vistas a Sydney

Por la tarde noche tenía os entradas para el parque: Dudley Page Reserve, estaba un poco lejos del centro pero era el lugar ideal, un mirador panorámico con vistas a toda la bahía. Al llegar nos hicieron pasar por un control de seguridad, como en todos lados, y controlaban que no llevásemos bebidas alcoholicas pues solo puedes comprarlas una vez dentro del parque. Allí nos juntamos con un grupo que habíamos conocido en Byron y hicimos nuestro picnic. El ambiente era ideal, había gente de todas las edades todo el mundo en grupos cenando y todos eran muy simpáticos, la gente eufórica con sombreros de happy new year riendo, el el ambiente perfecto para celebrar el nuevo año en familia y amigos. De fondo había un Dj poniendo musica y varias carpas donde coger comida y/o bebida. A las 9 llegaron los primeros fuegos, los “fireworks” para niños. La visión era perfecte, el harbour bridge y los fuegos des del mirador impresionantes aunque solo duraron 8 minutos.
La fiesta en el parque seguía, y bailamos, reimos, conocimos gente nueva, lo pasamos en grande! A las 12 cerca de la barandilla del mirador otro sueño se cumplió, ver los fuegos artificiales de Sydney des de Sydney en directo, ademas al ver la vista panorámica pudimos ver a la vez los fuegos de Darling harbour, duraron 12 minutos y fue una maravilla!! Había un montón de fuegos con todos los colores, no se describir lo que vi, estaba emocionada de ver todo aquello! Y luego la noche siguio… y se hizo tarde muy tarde… para la noche de fin de año Sydney se colapsa y no hay transporte público así que cogimos un Uber que nos acerco lo máximo al centro y luego.. como 1 hora andando hasta el hotel. La calle llena de gente felicitando el año todo el mundo feliz…

Día 2

Día 1 de enero en mi sitio en el mundo Australia!! No se me ocurre una mejor forma de empezar el que será mi año! Me levanté temprano porque no podía dormir demasiadas emociones! Empezé el día desayunando un super gofre en The Gardens, estaba espectacular y luego cogí el bus hasta el Harbour. Allí vi la Opera de Cerca y estuve paseando por esa zona. Si ya me parecía una maravilla de cerca aún lo era mas! Estuve tomando fotos de todos los angulos, su silueta me fascinaba! Me pase dos horas rodeandola y contemplandola. Luego paseando por el puerto me fui a Harbour Bridge, menuda estructura! Alucinaba! Era enorme y las piezas eran gigantes des de abajo se veía inmenso. Ya de allí cogí un busy me fuí a la zona de Darling Harbour. Es muy bonita también hay parques donde poder descansar un poco, un pájaro muy divertido que nunca había visto antes en ciudades. La zona del puerto es preciosa, esta llena de barcos y locales y restaurantes. Hay showmans por la calle que ha en números la verdad que divertidos, y luego hay pubs para ir de fiesta a media tarde. Allí es donde hay el centro wildlife y el acuario pero no entré.

Día 3
Me quedaba un día entero en Sydney y quería aprovecharlo, la verdad que estaba un poco rallada por no ver canguros en Australia, así que me puse manos a la obra en internet y encontré un sitio. Se llama Morisset y está a 2 horas en tren de Sydney. Así que cogí mis cosas la cámara y me fui a la estación central. Iba sola otra vez así que alguna cosa o otra iba a pasar. Evidentemente no encontraba el tren así que preguntando a la gente que es encantadora me dijeron que tenía que coge run bus porque había obras en el tramo de railes que quería coger. Así que el tiempo se alargo, fueron 45 minutos en bus hasta Berowra y luego un tren 1:30 minutos. En el tren conocí a una pareja australiana encantadora que volvían de Nueva Zelanda h me dieron varios consejos por si quería ver mas animales, y también el teléfono de su hija que vivía en Morisset por si necesitaba alguna cosa. Al salir dela estación había unos chicos que estaban hablando en español y después de tantos días con el inglés se agradecía un poco de otro idioma así que empezamos el día juntos con los argentinos. Había unas furgonetas que por 3 dolares te llevan al parque del Hospital Psiquiátrico donde están los canguros. La verdad que al llegar había un parque pero canguros no había ninguno por ningún lado. Nos dijeron que hacía demasiado calor y estaban escondidos en el bosque así que fuimos por el bosque en busca de ellos, había un montón pero se iban rápido cuando nos veían. También leímos que se debía llevar pan de molde o fruta o vegetales porque les encanta y vienen hacía ti, pero en la furgoneta nos dijeron que el pan de molde no porque era malo para ellos. Ni con las zanahorias se acercaban. Nos tumbamos un rato en el parque charlando tomando un picnic y hacía las 2:30 de repente el sol ya no era tan fuerte y salieron todos ellos. Era precioso, porque estabas ahí sentado y los veías saltando cerca de ti en libertad, algunos en grupo otros solos, incluso vimos a uno que llevaba a un baby en la bolsa!! Me enamoró! Para darles de comer el secreto era cortar la zanagoria a torcitos muy pequeños y así era como comían de tu mano. De vuelta a la ciudad otra vez el bus y el tren y andamos con los argentinos por el centro y cenamos un poco de sushi que aquí es muy barato y ademas esta muy bueno. En China Town otra vez había la puerta grande y todo rotulado en chino. También vimos conciertos en directo por la calle, me gustaron mucho unos en concreto delante del ayuntamiento que tocaron una de mis canciones favoritas!

Al día siguiente un shuttle bus me vino a buscar para ir a uno de los sitios mas mágicos de Australia…

Un pensamiento en “SYDNEY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *